Conducir en invierno resulta en ocasiones peligroso para los conductores, sobretodo para los conductores de camiones que tienen que trabajar con semirremolques. La llegada de la estación más fría del año trae con ella hielo, nieve, ráfagas de viento mas intensas y condiciones peligrosas para la circulación en general.

Cuida de tu seguridad teniendo en cuenta estos consejos clave para una conducción segura en invierno:

1. Buenos neumáticos

Como es sabido, en situaciones de lluvia unos neumáticos en buen estado son clave; con su dibujo y presión adecuada establecida por el fabricante estos requieren de más atención en épocas invernales, pues a la lluvia se le suma el hielo y la nieve, mucho mas temidos que una superficie mojada. ¡Mejorar la adherencia es posible!

2. Baterías

Son elementales, pero a veces acaba siendo un elemento que se olvida revisar. Las baterías no avisan, por lo que conviene ir inspeccionando su estado durante en esta época del año, en esencia que sus conexiones estén limpias y libres de corrosión. Tampoco está de mas llevar unos cables de batería.

3. Conducción con remolque

Salidas lentas y manejos suaves son la base de una conducción segura para el inverno. Debe estar atento a la distribución de los pesos y evitar acelerar en las curvas rápidas ya que el semirremolque puede empujar el camión; la inercia durante el invierno gana aun mas protagonismo. Aparte del peso el conductor también tiene que tener en cuenta la sujeción del volante con firmeza y precisión, junto con un estilo de conducción delicado y cuidadoso. Asimismo, el aprovechamiento de las huellas de los otros vehículos siempre va bien.

4. Aumentar las precauciones

No es bueno ponerse nervioso por la circulación de otros conductores; los movimientos bruscos pueden causar una pérdida de control, y más aun con superficies resbaladizas por hielo o nieve. Aumentar la distancia de seguridad es primordial para una anticipación a tiempo y pese a que los sistemas adaptativos de velocidad de crucero (tempomat) son muy cómodos es mejor no usarlos en situaciones con un terreno mojado, aunque tengan la capacidad de tener en cuenta la distancia del vehículo precedente.

5. Comodidad en cabina

En cualquier estación del año, la temperatura ideal en cabina se sitúa entre los 20 y los 22ºC, pues unos grados de más pueden producir fatiga y somnolencia, perjudicando a la capacidad de reacción frente a situaciones imprevistas. Tampoco podemos desatender el cuidado personal, por consiguiente, el conductor tendrá que llevar ropa adecuada con guantes y calzado pensado en la posibilidad real de en algún momento tener que salir al exterior. Las provisiones también son importantes, junto con una linterna, teléfono y su cargador. Para el camión un raspador y líquido para el parabrisas son elementos que resultan esenciales.